Quiero pediros tan solo cinco minutos de vuestro tiempo, y es que, vuestra boda es algo muy serio e importante, tanto para mi como para vosotros, por eso considero imprescindible que leáis este texto, que he hecho desde el cariño, para que podáis comprender mejor que es lo que hago y cómo lo hago.

      Primero de todo quiero daros la enhorabuena por ese bonito paso que estáis a punto de dar, sin duda va a ser algo maravilloso. Y me encanta que os encontréis aquí ahora mismo y me dediquéis unos minutos de vuestro tiempo. Aunque quiero empezar siéndoos completamente sincero, y con tal de no haceros perder el tiempo, os adelanto que las propuestas del estilo «Solicito más información de sus servicios para bodas y presupuesto» o «Solo queremos unas pocas fotografías en la ceremonia» las descarto directamente, ya que este tipo de propuestas solo buscan una cifra económica, y no un estilo de fotografía, menospreciando el valor de los recuerdos.

      Y es que el amor no se trata de cifras, así como tampoco los recuerdos. Así que por favor, si solo buscáis una cifra, y no entendéis que mi fotografía va más allá de unos números, os invito a que busquéis a otro compañero, pues yo no soy el fotógrafo de bodas adecuado para vosotros.

      Mi filosofía y forma de ser y trabajar van unidos de la mano y necesito conectar con vosotros, para que comprendáis lo que hago y porqué lo hago de esta manera, solo así seréis capaces de entender hasta que nivel me implico en una boda, dándolo todo de mi parte. Por eso mismo quiero a gente como vosotros, que continuáis leyendo estas lineas, porque consideráis que vuestra boda es algo especial y única, y no se trata de «una mas entre miles».

      Realmente mi trabajo refleja el alma de aquellas parejas que ya han confiado en mi, y si vosotros estáis viendo algo especial en mis reportajes, es gracias a ellas, porque son especiales. Y, por eso mismo me reafirmo que, si habéis llegado hasta aquí es por algo, yo no creo en las casualidades, pienso que todo sucede por algo, y me encantaría que confiarais vuestra boda en mi para que juntos podamos hacer algo inolvidable.


      Quiero haceros una sencilla pregunta…

      ¿QUE VALOR TIENEN VUESTROS RECUERDOS?

      Si vosotros, al igual que yo, tenéis vuestras fotografías de cuando eráis pequeños amontonadas en una caja de zapatos, o en aquellos álbumes interminables y, cada vez que las veis sois capaces de transportaros a aquellas épocas, sintiendo un cosquilleo que recorre vuestros cuerpos, entenderéis la importancia de los recuerdos en la vida.

      Soy un narrador de historias reales de amor. Y como toda buena historia, se necesita de unos protagonistas, que sois vosotros, luciendo de forma natural en vuestro gran día. Me encargo de retrataros tanto a vosotros como a todo lo que os rodee en ese fantástico día, todo esto unido por vuestro amor en su estado más puro. No me considero ningún mago, pues no creo magia, simplemente me encargo de capturar vuestra propia magia. Por eso mismo me desvivo por parejas como vosotros, que os volcáis en cuerpo y alma en vuestro gran día, para hacer de este algo verdaderamente hermoso y mágico. Porque ese día, la magia, sois vosotros.


      MI PASIÓN

      Vosotros sois únicos, y es por eso mismo que merecéis una atención muy especial, ya que no hay dos bodas iguales, ni siquiera dos situaciones, ni mucho menos dos parejas iguales. Es por eso que cada una de mis parejas recibe un trato único y especial y pienso acompañaros en todo el recorrido hasta vuestro gran día, codo con codo, pues para mi es muy importante el que contéis conmigo para cualquier cosa que necesitéis (pues no solo soy un fotógrafo de bodas, sino un especialista en ellas).

      Mi fotografía nace del corazón, y esa es la base de todo, el amor. Si vosotros estáis dando vuestro 100%, volcandoos en vuestro gran día, dejándoos llevar por él y disfrutando cada segundo que pase, os aseguro al 120% que los resultados de mi trabajo van a ser pura magia.


      Como bien os he dicho, quiero acompañaros en vuestro camino desde el momento en que me contactáis, y uno de los pasos mas importantes que podemos a dar juntos es la sesión de preboda, que va incluida en mi alguno de mis packs, es decir, ¡os la regalo! ¿Y porque? Porque gracias a ella vamos a conseguir unos resultados mucho mejores en vuestra boda, vamos a conocernos más profundamente, vais a tener unas fotografías vuestras preciosas y, porque quiero que sea el primer regalo de bodas que recibís.

      ¿CUANTO VALEN LOS RECUERDOS?

      Quiero continuar siéndoos sincero, y se que este apartado puede llegar a herir algunas sensibilidades, pero no es lo que pretendo. Todo lo que aquí esta escrito lo digo desde mi propia experiencia, y se que en el fondo, acabaréis dándome la razón.

      Me encuentro con muchas propuestas que buscan hacer algo espectacular, gastando muchísimo dinero en cosas que realmente no lo valen. Coches de época que te lleven a la ceremonia por 900€ para usarlos 15 minutos, si llega, fuentes de chocolate de 300€ para adornar, barras libres con más horas de lo necesario con un sobre coste de 1000€ a 2000€, entre muchas otras barbaridades a mi parecer. ¿Y porque os digo esto? porque lo peor llega cuando se pretende tener a un fotógrafo que este a la altura de ese gran día al mismo precio que el de una fuente de chocolate o similar. Lo malo de esta situación es que, pasadas unas semanas, o pocos meses, esta serie de detalles van a quedar en el olvido.

      Lo que realmente os va a hacer recordar ese día serán los instantes que capture vuestro fotógrafo, y, al igual que sucede con vuestra cajita de zapatos repleta de las fotografías de vuestra infancia, estos van a cobrar un mayor valor conforme pasen los años. Por esa misma razón, y después de haber visto algunos (que no todos) gastos desorbitados sin fundamentos, os quiero preguntar a hacer una pregunta…

      ¿SACRIFICARÍAIS VUESTROS RECUERDOS POR AHORRAROS UNOS EUROS?

      Si la respuesta es sí, lo lamento, pero no soy el fotógrafo indicado para capturar vuestro gran día. Sin embargo, si habéis respondido un alto y claro NO, por favor, leed las siguientes, y ultimas, lineas, pues os estoy esperando para empezar a contar una gran historia.

      Me alegra saber que le otorgáis la importancia que realmente se merece un fotógrafo, y ya no solo por mi, sino por todos mis compañeros. Y es que, si encontráis a un compañero que os haga vibrar con sus fotografías, que os enamore a primera vista, que conectéis y os llene, os lo digo de corazón, y aunque este cueste cientos de euros más que yo, o tengáis que traerlo de la otra punta del país o del mundo, os animo a elegirle a él/ella.

      Yo QUIERO parejas que realmente le den el valor que se merece, tanto su gran día como a los recuerdos que guardarán consigo durante toda la vida. Yo busco bodas especiales, pues voy a ser un amigo e invitado más a ese gran día, responsable de narrar esa historia. Por eso mismo necesito ser más que un precio a pagar, necesito ser yo, Jose Pleguezuelos.


      ¿COMO ES MI TRABAJO?

      Para mi la boda empieza desde que visito al novio y nos vamos a hacer un café y a arreglar el mundo, hasta que decidáis echarme de la fiesta. ¡¡Y en caso de tratarse de una boda de destino, todo esto empieza varios días antes!! Además de que huyo de los precios fraccionados, «dividiendo» una boda en «momentos», ya que para mi una boda es un cumulo de circunstancias que se dan entorno a un día completo. Es imposible contar hasta 10 si no tienes el 3, el 5 y el 8.

      Los preparativos, los detalles, el montaje, las lagrimas de tus mejores amigas mientras te ayudan a ponerte el vestido, los nervios previos a la ceremonia o tal vez tu pareja ayudando a ultimar detalles, o quizás tu mirándote en el espejo con su vestido en el día que más esperaba durante meses, esas primeras miradas cómplices, acompañadas de alguna lagrima, el abrazo de tu mejor amigo de la infancia felicitándote por tu gran día, los mil y un besos de vuestros familiares, las risas de después, la fiesta y la locura desatada…todo forma parte de vuestra boda y yo voy a estar presente para capturarlo TODO.

      Mi fotografía es la naturalidad en el máximo estado, no busco ni hago poses, ni interrumpo nada en ningún momento, me dedico a vivir vuestro gran día como un invitado más, pues como ya os dije, yo soy Jose y no «el fotógrafo».

      ¿QUE OS VOY A ENTREGAR?

      Os voy a entregar todas las fotografías editadas en alta resolución, tanto a color como en blanco y negro, y sin marca de agua. Y con todas me refiero a una gran cantidad seleccionada de vuestros mejores recuerdos, no solo las que vayan a acabar finalmente en el álbum (recibiréis aproximadamente unas 700 fotografías).

      Todo esto lo recibiréis en precioso pendrive de madera, y al contener imágenes en alta resolución, podréis sacar cuantas copias queráis para vuestros familiares y amigos. Se trata de vuestros recuerdos, y no le encuentro ningún sentido a limitarme en cuanta cantidad entregaros ni a venderos las copias posteriormente.

      Seguramente os estáis preguntando sobre el tiempo de entrega de tal cantidad de fotografías, pues mi tiempo máximo garantizado es de 30 días después de vuestra boda. Tan solo 4 semanas después de vuestro gran día tendréis disponible vuestra boda al completo.

      Y ahora que ya conocéis más extensa y detalladamente mi cobertura, os animo a que os pongáis en contacto conmigo, contadme que es lo que tenéis en mente para vuestro mágico día, pues estoy esperando conoceros y poder, de ese modo, facilitaros mis tarifas actuales. ¡Vamos a crear vuestros recuerdos del mañana!

      ¿Hablamos?

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies